nav-left cat-right
cat-right

Los muebles de segunda mano y de fabricación casera en auge

Los muebles de segunda mano remozados, con buen aspecto, lucen hoy en gran cantidad de hogares. En algunos casos por la crisis, y en otros por verdadera veneración del estilo vintage. Son muchas las ventajas de dar una segunda oportunidad a los muebles usados, o de crear muebles nuevos en casa.

La restauración de los muebles deteriorados

Los expertos que restauran muebles antiguos logran verdaderas maravillas, aunque cualquier persona con buena disposición, las herramientas y los materiales adecuados puede recuperar los muebles que han sufrido el desgaste natural del uso. Este trabajo es válido para los muebles propios o los que se compran de segunda mano, tendencia que se observa ahora en España casi tanto como en Estados Unidos o Inglaterra, países en los que esta práctica es totalmente independiente de las situaciones económicas adversas. Los españoles, que hasta hace poco sentían cierta aversión hacia los objetos de segunda mano, actualmente frecuentan los establecimientos de compra y venta de muebles usados, buscando tesoros que puedan integrarse estéticamente a los ambientes de su hogar. Con una buena limpieza, alguna reparación y el barniz o la pintura necesaria, normalmente se obtienen resultados excelentes.

Fabricar los propios muebles implica ahorro y satisfacción

A la hora de diseñar y fabricar los muebles en casa es posible partir de diversas opciones. Una de ellas es comprar los muebles base, con su estructura terminada pero sin ningún tratamiento dado a la madera. En estos casos se teñirá del color que se prefiere, se pintará y se le agregarán detalles que concuerden con el entorno. Otra alternativa es comprar las piezas de madera y los tornillos, arandelas, bisagras, pomos, herrajes y embellecedores que hagan falta, para luego montar los muebles en casa. Finalmente y con paciencia, se da el tratamiento necesario a la madera y los acabados deseados. Quienes apuestan por el reciclaje y el aprovechamiento de los materiales descartados logran componer espléndidos muebles a partir, por ejemplo, de palets, logrando piezas ecológicas estupendas como estanterías, sofás, mesas de centro y otros preciosos muebles para interiores y exteriores.

Sin importar el motivo que ha llevado a la recuperación de los muebles usados y a la creación de mobiliario a partir de materiales de desecho, lo cierto es que esta práctica ha agudizado el ingenio de muchas personas. De esta manera disfrutan cada día de sus creaciones, o de encantadores muebles retro restaurados, perfectos para las últimas tendencias en decoración.

Foto: PixelAnarchy – pixabaySimilar Posts: