nav-left cat-right
cat-right

Nuevas tendencias en decoración: el Feng Shui

El equilibrio en el diseñoEl Feng Shui es un antiguo método chino destinado a equilibrar la energía del hogar y a mejorar la vida de sus habitantes. El dormitorio suele ser el “templo” de la distribución en Feng Shui. Conocer sus secretos es el mejor punto de partida.

La división del dormitorio

Organizar el dormitorio de acuerdo a las corrientes energéticas que defiende el Feng Shui puede servir para crear más armonía en el hogar y mejorar el lugar de descanso. En primer lugar, se debe dibujar la planta de la habitación, con un esquema más o menos cuadrado. La pared que tiene la puerta de entrada se situará en la línea inferior del cuadrado. A continuación, este cuadrado se divide en nueve cuadrados iguales, con tres filas de tres casillas cada una. En la fila más baja de casillas se describirá el área de entrada del dormitorio. La esquina inferior izquierda representa el área del conocimiento. La casilla central de la fila inferior se refiere a la carrera profesional, mientras que la derecha habla de los benefactores y de los viajes. En la fila central, que representa el centro del dormitorio, la casilla izquierda muestra la familia y la salud. La central es el Tao, o el centro, mientras que la derecha se refiere a la creatividad y a los niños. Por último, las casillas de la fila superior representan, de izquierda a derecha, la riqueza, la reputación y las relaciones amorosas.

Una vez distribuida adecuadamente esta disposición en el papel, es importante imaginarla en la realidad, identificando cada zona dentro del propio dormitorio. El Feng Shui defiende la colocación de objetos relacionados con cada área de la habitación en su lugar específico, ayudando a atraer lo que los propietarios necesitan más. Por ejemplo, el área del conocimiento es el lugar ideal para situar una pequeña biblioteca. En la zona de la carrera profesional se pueden situar espejos u objetos relacionados con el agua, así como elementos motivadores para crecer profesionalmente. En la esquina inferior derecha, destinada a los benefactores y a los viajes, se pueden colocar imágenes de las personas más fiables del entorno o postales de antiguos viajes.

Objetos y colores

En la fila central, la zona de familia y salud se destina a fotos familiares, recuerdos o plantas. En la derecha, el área de los niños y de la creatividad se puede decorar con obras de arte, pinturas o situar un ordenador. Finalmente, la zona de la riqueza está reservada a joyas o pequeñas fuentes. Los colores de esta zona son el rojo, el púrpura y el dorado. La reputación es el lugar ideal para colocar premios, velas y plantas, primando los colores rojo, naranja y morado. Finalmente, el área de las relaciones amorosas se puede complementar con espejos redondos y ovalados, fotos y recuerdos de la pareja, y elementos de color rosa.

Además de tener en mente cuáles son los objetos adecuados, también es conveniente recordar cuáles son los colores ideales para cada zona. De hecho, el color es un elemento fundamental dentro del Feng Shui, y representa una de las vías más sencillas para modificar la energía en el espacio. Cada color es una expresión de uno de los elementos del Feng Shui: fuego, tierra, metal, agua y madera. La elección de colores se hará conforme a la energía necesaria por los propietarios de la casa y según el destino de cada espacio.

Autor: djama – Fotolia.comSimilar Posts: